Forex Trading Library
EUR
$1.07
(0%)
GBP
$1.26
(0%)
AUD
$0.72
(-0%)
JPY
$0.01
(0%)
TRY
$0.06
(0%)
INR
$0.01
(0%)
SGD
$0.73
(0%)
MYR
$0.23
(0%)
JOD
$1.43
(0%)
KWD
$3.31
(0%)
SAR
$0.27
(0%)
AED
$0.28
(0%)
QAR
$0.28
(0%)
OMR
$2.64
(0%)
EGP
$0.06
(0%)

La Fed subirá las tasas: ¿Qué sigue?

0 53

El 99% de los economistas creen que la Fed subirá las tasas en 50 puntos base. El porciento restante dice que será por 75 puntos base. Con un consenso tan firme, es poco probable que el alza en sí tenga mucho efecto sobre el mercado. Luego del resultado decepcionante con las cifras del PIB, ha desvanecido la especulación por el alza de 75 puntos base. Pero el mercado laboral sigue pujante y la inflación está sobre 8%, dando amplio espacio para que la Fed actúe de manera agresiva.

Entonces, el enfoque pasa a lo que viene después de la reunión. Los trader analizarán con pinzas los comentarios y el informe, entonces podría haber algo de volatilidad. Particularmente durante la conferencia de prensa del gobernador Powell. Cabe recordar que hace unos días el miembro del FOMC Bullard sugirió que era posible un alza de 75 puntos en la reunión de junio.

La evolución de las alzas

La Fed se encamina hacia su ajuste más fuerte desde 1988. Muchos analistas creen que la Fed quiere “adelantar” las alzas. Eso es, tener alzas grandes al principio y desacelerar en la segunda mitad del año, para reducir la inflación en forma más rápida. Aún así, esos mismos analistas creen que la inflación seguirá elevada, algo en torno al 4% para fin de año. Eso es el doble de la meta.

Como parte de esta estrategia agresiva, la Fed irá reduciendo su hoja de balance a un ritmo acelerado. Los activos que tiene son el doble de lo que tenía antes de la pandemia, llevando a muchos analistas a indicar que la Fed tendrá que reducir a un ritmo más rápido que la vez pasada. Eso implica que la Fed directamente sacará liquidez del mercado, y podría tener un efecto más grande sobre las bolsas, la que aún no logran salir de la contracción,

¿De cuánto estamos hablando?

De las actas de la reunión pasada, se desprende un plan de reducir la compra de bonos del tesoro en US$60 mil millones, y de activos hipotecarios (MBS) de US$35 mil millones. En suma son $95 mil millones al mes, comparado con el “taper” que fue una reducción en las compras por US$15 mil millones por mes. Lo crítico aparenta ser la venta de activos hipotecarios, pues tendrá un efecto mayor en el mercado inmobiliario. Los precios de la vivienda están en máximos históricos, llevando a temores de una burbuja. Mientras tanto, la tasa de interés hipotecaria van al alza anticipando lo que hará la Fed, y están bien por encima de los niveles pre-pandemia. De hecho, alcanzaron el nivel del 2018 cuando la Fed se vio obligada a reducir su ajuste luego de una amenaza al crecimiento.

Pero si miramos a la liquidez en el mercado, vemos que las operaciones internas de la Fed están a un nivel históricamente alto. Estas operaciones se dan cuando las instituciones financieras colocan sus reservas “extras” en una cuenta de la Fed a cambio de un “préstamo” en bonos. Generalmente indica el nivel de liquidez en el sistema, pues típicamente las instituciones financieras recurren a estas operaciones sólo si no invierten otros activos. Entonces es posible que a medida que la Fed ajusta, las instituciones simplemente soltarán los depósitos que tienen en la Fed. O sea, reduce el impacto sobre el mercado de los bonos.

El efecto práctico implica que si hay un fortalecimiento del dólar luego de la reunión del FOMC, podría desvanecerse. Especialmente si Powell da señales de que el próximo alza no será tan grande.

¡Prueba cómo resulta tu estrategia en USD con Orbex! Abre tu cuenta ya.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.