Forex Trading Library
EUR
$1.07
(-0.38%)
GBP
$1.26
(-0.64%)
AUD
$0.71
(-0.49%)
JPY
$0.01
(+0.07%)
TRY
$0.06
(+0.55%)
INR
$0.01
(+0.03%)
SGD
$0.73
(-0.16%)
MYR
$0.23
(+0.07%)
JOD
$1.43
(-0.38%)
KWD
$3.31
(-0.38%)
SAR
$0.27
(-0.38%)
AED
$0.28
(-0.38%)
QAR
$0.28
(-0.38%)
OMR
$2.63
(-0.38%)
EGP
$0.06
(-0.38%)

Los efectos del NFP estadounidense de abril

0 43

Si bien siempre es importante, las cifras de empleo de EEUU probablemente pierdan un poquito de protagonismo luego del alza en 50 puntos base de la Fed. Y se espera que la Fed repita el alza en Junio. Entonces, a no ser que haya una sorpresa mayor en las cifras de empleo, probablemente el mercado en general mantenga su curso por el momento.

Eso no quiere decir que no haya problemas en el mercado laboral estadounidense que podrían tener repercusiones en el futuro. Generalmente el empleo es un indicador atrasado para la economía. Pero en una situación en que las autoridades temen un espiral precios/sueldos, llevar la cuenta de algunos de los sub-indicadores puede ser muy sensato.

La situación inusual en el empleo

Aún faltan más de 4 millones de empleos para volver al nivel pre-pandémico. Pero eso podría no ser tan importante, pues muchos parecen ser reticentes a volver a trabajar. Por ello, a pesar de que hay menos personas trabajando, la tasa de desocupación es baja.

Las últimas estadísticas muestran que hay 11,3 millones de puestos de trabajo disponibles, pero sólo 6,5 millones de personas que quieren trabajar. De hecho, la cifra de personas que están activamente buscando trabajo ha regresado a su nivel de antes de la pandemia. El cambio de trabajo ha marcado un máximo histórico, con 4,5 millones de personas dejando su trabajo para encontrar otro durante el mes de marzo.

Llevando la cuenta de la inflación

La preocupación por los precios ha llevado a muchos trabajadores a estar descontentos con su situación actual. Las empresas son reacias a subir sueldos, particularmente en el sector de servicios que todavía resiente las secuelas de la pandemia. Pero, aún cuando las personas cambian de trabajo para conseguir un mejor sueldo, en promedio los sueldos no suben tanto como la inflación.

Eso podría dar un poco de esperanza a la idea de que la inflación está en su ápice. Si los ingresos de las personas pierden valor por la inflación combinado con una falta de crecimiento en sus ingresos, en algún momento dejarán de comprar tanto. Particularmente si sube el costo del crédito debido a las acciones de la Fed. Pero eso también implica una baja en la economía, una señal preocupante luego de un trimestre de crecimiento negativo en el PIB.

En qué hay que fijarse

Los NFP para abril están pronosticados en 385 mil, bajando de los 426 mil informados en el mes anterior. Esto está volviendo al rango “normal” de la pre-pandemia, sugiriendo que podría estar estableciendo una nueva tendencia normal.

La tasa de desempleo está prevista a bajar hasta 3,5% desde 3,6% a pesar de una expectativa de una mejora marginal en la participación hast 62,5% comparado con 62,4% anterior.

Los ingresos medios mensuales están pronosticados a subir 0,4%, lo mismo que el mes anterior. Implicaría una leve desaceleración en la medición anual hasta 5,5% desde el 5,6% anterior. Hay que comparar esa cifra con los 8,5% que marcó la inflación en el mes anterior.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.