¿Cuáles son los riesgos para el mercado con un Congreso dividido en EEUU?

0 9

Toda la atención últimamente sobre las elecciones estadounidenses se ha centrado en la presidencia. Pero resulta que el Senado podría ser la disputa más relevante para los mercados.

Como hemos señalado anteriormente, un Congreso dividido podría tener implicancias importantes para la bolsa. Pero, parece que vamos a quedar en la duda por lo menos por un mes más.

Todo depende de Georgia

El conteo preliminar indica que Joe Biden ganó en Georgia por unos 14 mil votos de cerca de 5 millones emitidos, y la primera vez que un demócrata gana desde 1992.

Es esto lo que complica el cálculo electoral. Normalmente se asume que los republicanos ganarían en este estado, pero puede que no sea el caso ahora.

Los demócratas se han asegurado 48 escaños en el Senado, y los republicanos 50, con los dos por definir en Georgia, lo que determinará el balance de poder.

Si los demócratas ganan ambos, entonces en un empate 50-50, el voto definitorio viene de la presumida vicepresidente Kama Harris. Si los republicanos ganan tan solo uno de los dos, efectivamente retienen el control sobre el Senado.

En la primera carrera entre David Perdue y Jon Ossoff, el republicano ganó, pero no logró conseguir una mayoría absoluta.

En el segundo, los republicanos dividieron su voto en dos candidatos. Ambos partidos van a poner todo su esfuerzo por ganar estas elecciones agendadas para el 5 de enero.

Si bien es muy probable que ganen los republicanos, hay una posibilidad de todas maneras que ganen los demócratas, como lo mostró la sorpresiva victoria de Joe Biden.

Entonces, ¿qué pasa con los mercados?

El primer asunto es la propuesta de estímulo. Si los republicanos mantienen control sobre el senado, y considerando que hicieron notorias avances en la cámara baja, se ha perdido el consenso sobre cómo podría desarrollarse las negociaciones.

Por un lado, hay muchos demócratas furiosos con la líder de su partido, Nancy Pelosi, por la forma que ha conducido las negociaciones sobre el estímulo, culpandola de la pérdida de escaños. Por otro lado están los Republicanos que podrían tener una posición más fuerte para limitar el tamaño del estímulo.

Muchos analistas creen que Pelosi probablemente dejará las negociaciones para después, a espera para ver si los republicanos pierden el control del Senado luego del 5 de enero.

La Casa Blanca, por su parte, está distraída con las peleas por los votos presidenciales, y entonces no está buscando tomar la iniciativa. Eso baja notoriamente la posibilidad de un estímulo antes del período de compras para las fiestas, una temporada clave para los minoristas.

Más allá del estímulo

El punto de desencuentro sobre el estímulo es si el gobierno federal dará ayuda a los estados. Entonces, si se decide sobre alguna forma de estímulo, la real diferencia será para las empresas dependientes del gasto estatal (salud, infraestructura, educación).

Los estados han tenido una baja en sus ingresos por los confinamientos, y muchos ya están en el límite en su capacidad de crédito. Las instituciones financieras podrían beneficiarse del ambiente en que crecen las tasas por el mayor riesgo de default.

En general, sin embargo, un Congreso dividido supone un ambiente de menor riesgo para los mercados, pues pondría un freno sobre los planes más radicales de la nueva administración, por ejemplo, un alza de impuestos o imposición de ciertas regulaciones.

El ambiente político probablemente sea similar a los últimos años de la administración Obama.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.