Preparándonos para la decisión de política monetaria del BOC

0 32

El Banco de Canadá tiene una sesión especial muy anticipada mañana. No es porque se proyecta algún gran cambio en la política, pero es la primera en ser precedida por el nuevo Gobernador Tiff Macklem. A los analistas le interesa mucho ver cómo será su estilo y ver si hay algún cambio en la práctica bajo su nuevo liderazgo.

Tomar una nuevo cargo en medio de una pandemia es un reto especial, y no es inusual que un nuevo jefe de banco central no esté acostumbrado a expresarse de una forma que no agite a los mercados. Por el momento, no prevé que el BOC mantendrá el curso, entonces si hay algo de volatilidad, probablemente será atribuible a un comentario del Gobernador Macklem.

Qué estamos buscando

Hay un consenso unánime de que el BOC mantendrá la tasa de referencia en un bajo histórico de 0,25% por tercer vez consecutivo, y mantendrá sin cambios su programa de compra de activos. En su informe de política monetaria, se prevé que mantendrá el estímulo “si es necesario” hasta que la inflación vuelva a su objetivo de 1-3%.

Donde podría haber un cambio que afectaría a la divisa es si el BOC se muestra más optimista sobre la situación económica. La semana pasada se reportó las cifras del PIB que fueron mejores de lo anticipado (es decir, la estrepitosa caída no fue tan fuerte como se anticipaba). Se están relajando las restricciones al movimiento, y sigue cayendo el número de casos de covid. Algunos analistas incluso proyectan que el PIB podría volver a ser positivo en mayo.

No hay primera sin segunda

Canadá sufrió un golpe doble en marzo: la cifra de contagios empezó a subir, llevando a cerrar negocios y la frontera con su socio comercial más importante. Y su principal exportación cayó dramáticamente en precio.

Evidentemente aún no vuelve el precio del crudo a su nivel previo (y ya de nuevo está empezando el descontento dentro de la OPEP+ sobre las cuotas de producción), pero han mejorado significativamente. Una porción del reciente fortalecimiento del CAD se puede atribuir a la combinación de precios del crudo y un retorno del apetito por el riesgo entre los inversionistas que quieren adelantarse a la recuperación.

¿Y la inflación?

Al mercado parece que le preocupa más dónde irá a estar la divisa en el mediano plazo, más que cambios pequeños en la política ahora. Hay un consenso bastante sólido de que el BOC no hará cambios en su política sino hasta hay una mejora en las cifras macroeconómicas. Y eso levanta la pregunta sobre la inflación.

Algunos analistas apuntan al crecimiento lento en la demanda a medida que se sueltan las medidas contra el covid, sugiriendo que habrá una recuperación lenta y se mantendrá baja la inflación. En ese escenario, el CAD estará bajo presión comparado con sus pares hasta mediados del 2021.

La alternativa

Otros apuntan a la baja inflación se debe al precio del crudo. Al combinar una recuperación en los costos de transporte y energía con un aumento masivo en gasto de estímulo, es una receta clásica para la inflación.

Entonces, cualquier comentario sobre la perspectiva de mediano hasta largo plazo sobre la inflación por parte del BOC podría ser la clave para un cambio en el rumbo de la divisa.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.