¿Es realista el optimismo del mercado?

0 36

Los mercados tienen una tendencia a, digamos, sobre reaccionar. O podríamos decir que a veces practica distanciamiento social de la realidad. Basta mirar la reacción a la pandemia para tener un ejemplo: las bolsas en todo el mundo cayeron en cosa de un par de semanas, para luego rebotar a la mitad un par de días después de tocar fondo.

Ultimamente pareciera que está incrementando el apetito por el riesgo, apostando a una recuperación rápida. Es más que razonable dudar de la sensatez de los mercados en general, y en este caso en particular. De hecho, hay buenos argumentos por ambos lados. Incluso hay bueno argumentos por una tercera opción: que ni suben ni bajan por un rato.

Entonces ¿qué está pasando?

Revisemos lo que provocó los movimientos de la bolsa, pues las acciones son un buen guía del sentimiento. El 21 de febrero analistas notaron que había una falta de liquidez en el mercado de bonos; las empresas estaban haciendo uso de sus créditos en anticipación a problemas económicos. Ese fue el tropezón que provocó el derrumbe de las bolsas mundiales.

Durante casi un mes de caída precipitada, llegó a un fin cuando se logró revertir la situación que la había provocado. Los bancos centrales (liderado por la Fed) ofrecieron liquidez prácticamente sin límites. Ahora con más garantías, los mercados volvieron a un nivel más “sensato”.

¿Subir más?

La provisión de liquidez a niveles sin precedentes por parte de los bancos centrales permite que los inversionistas siguen colocando dinero en la bolsa. Ese es el principal argumento para que sigua el alza, e incluso mientras sigue cayendo la economía a una velocidad histórica. Pero nadie está siendo obligado a liquidar, y muchos lo ven como una oportunidad para comprar.

Lo que pasa es que los mercados no pueden desconectarse demasiado de la economía; no es sostenible que siguen subiendo las acciones cuando las empresas suspendan dividendos. Este es el argumento de los analistas que promueven la idea de que habrá otra caída en la bolsa. Sería como una recuperación en forma de W. Si los reportes económicos de estos meses son muy malos, podría empujar a la baja incluso si hay “dinero barato”.

Las predicciones

Se puede decir que la inversión a la curva de rendimiento vaticinó nuevamente una recesión. ¿Qué está diciendo ahora? Bueno, la curva a subido sustancialmente, mostrando que los inversionistas están apostando que la recuperación sea rápida antes de fin de año.

Lo que pasa es que una recesión prolongada como la última (que tuvo una forma de W) se deben a la incertidumbre. En el momento, no se sabía a ciencia cierta qué estaba pasando en el mercado, y era imposible predecir cuánto tiempo iba a demorarse en reequilibrarse.

Esta vez, la causa de la caída es simple y clara: la necesidad de prevenir la expansión del covid-19. Lo que significa que la solución es igual de simple: una vacuna o medicamento con buenos resultados. No significa que volvemos a la “normalidad”; solo que al remover la incertidumbre que tira abajo al mercado, su tendencia al alza natural volvería.

¿Es sobre optimista esperar que haya una vacuna o tratamiento antes de fin de año? Eso es más una cuestión médica que de análisis de mercado.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.