Preparando para el balance comercial de EE.UU. de enero

0 190

Con toda la atención en la publicación de las cifras de empleo mañana, que será el evento para mover al mercado mañana, el balance comercial podría pasar desapercibido. Evidentemente no es una cosa para tener un efecto inmediato, pero es un factor clave para la política económica y exterior de EE.UU. como también del valor del dólar. Entonces, algo para tener en mente, especialmente con la situación fluida en torno al COVID-19 y relaciones con China.

Cabe recordar que los datos comerciales son un poco atrasados, entonces vamos a tener las cifras de enero. Ya estaba previsto tener una semana menos de comercio con China por su año nuevo, lo que implicaría compras anticipadas por importadores. Pero entonces muchas fábricas y puertos fueron cerradas luego de los feriados para combatir al coronavirus. Si bien siguieron las órdenes comerciales, y el efecto del virus sería mínimo.

Trading con las noticias requiere de investigación extensivo; y eso es lo que hacemos mejor. Abre ahora tu cuenta Orbex.

Los datos importantes

Habiendo dicho eso, podríamos tener algunos datos estadísticos sobre envíos desde China, algo que está preocupando a los inversionistas. Fue una de las razones para la repentina caída en las bolsas de EE.UU la semana pasada. Las cifras seguramente no serán suficientes para disipar por completo los temores sobre abastecimiento – si bien durante la semana muchas empresas han hecho declaraciones que tienen inventario y aún no experimentan problemas en la cadena de abastecimiento. Pero de todos modos, más información tiende a calmar a los mercados.

El otro factor a considerar en el análisis es la disputa comercial con China. Sí, se firmó un tratado de fase 1 que puso término al incremento de aranceles. Pero aún no se firma un acuerdo definitivo y los asuntos más difíciles por resolver (entre ellas, la propiedad intelectual) siguen pendientes. China ha reiterado que cumplirán sus compromisos de fase 1 a pesar del efecto del brote de COVID-19.

Qué estamos buscando

La semana pasada tuvimos el informe del balance de mercancías, que constituye la mayor componente del balance comercial de EE.UU. O lo que es más relevante para asuntos de política, el déficit. EE.UU. es un exportador neto de servicios, lo que reduce el déficit comercial un poco, pero no mucho.

El consenso de expectativas es para una leve caída en el déficit a US$46,1 mil millones desde $48,9 mil millones anterior. Esto incluye el efecto de las compras anticipadas en diciembre antes del año nuevo chino.

Un poquito temprano

El acuerdo fase 1 entró en vigor durante febrero, que significa que estas cifras no representarán los compromisos de compra chinos. El objetivo de la administración Trump es de reducir significativamente el déficit para marzo. Podrían retornar las tensiones comerciales si la Casa Blanca no está satisfecha en el progreso en la reducción del déficit comercial.

La parte más difícil de las negociaciones entre EE.UU. y China siguen en curso, probablemente sujeto a cómo evoluciona el balance comercial. Una reducción significativa en el déficit sería un punto clave para Trump en este año electoral – pero también lo sería garantizar la compra de productos agrícolas. Ahora que están a la baja las cifras oficiales de casos de coronavirus en China, el tema comercial podría retomar su protagonismo en los mercados asiáticos.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.