Forex Trading Library

IPC Estadounidense de Junio: ¿Confirmará el Próximo Alza de Tasas?

0 18

El consenso entre los economistas es que la inflación en EEUU tuvo una caída dramática el mes pasado. Pero puede ser que no sea suficiente para convencer a la Fed para desistir de subir las tasas este mes. Podría ser que el dólar siga fuerte ya que los inversionistas consideran más acciones por parte de la Fed.

Hay un consenso casi unánime de que el FOMC votará por subir las tasas en la reunión de julio. Se requerirá de una sorpresa mayor en el IPC para cambiar ese pronóstico. Dónde el debate se centra es respecto a septiembre, y qué podría señalar la Fed respecto de ello en la próxima reunión. (Nótese que la Fed no tiene una reunión normal en agosto, y para cuando está el simposio de Jackson Hole.)

¿Qué podría afectar al mercado?

El tema principal es que la Fed insiste en que subirá las tasas en 50 puntos base antes de fin de año, pero el mercado no les cree, pensando que habrá una sola alza ahora en julio. El consenso es que la economía tendrá magros resultados para la segunda mitad del año, lo que hará titubear a la Fed en sus alzas. O que la situación será tan preocupante que la Fed se verá forzada a recortar.

Si la inflación sigue alta, podría ayudar a convencer a más operadores de que la Fed hará efectivo sus planes. Hay un lado B: Mientras más sube la Fed, también sube la expectativa de una recesión. Entonces, aún si la inflación es alta y el mercado se ajusta a más alzas, puede que el dólar no suba tanto.

¿Y si va en el otro sentido?

Si la inflación es menos de lo esperado, puede que el mercado sea más seguro respecto a que no habrá más alzas después de julio. Pero eso implica que EEUU podría escaparse de una recesión, y las tasas podrían seguir altas por más tiempo. Aquello podría dar un piso al dólar, gracias a que el rendimiento de los bonos de más largo plazo podrían subir.

Las cifras de empleo publicadas la semana pasada tuvieron un dato importante. El ingreso medio subió 4,4% en junio, más del 4,1% de inflación de mayo. Y se prevé que la inflación de junio será menos que eso. Ello implica que el mercado laboral sigue muy ajustado, presionando a los precios, requiriendo de una intervención de la Fed. Entonces, aún si baja la inflación, podría ser que el ente regulador siga tomando acciones para bajar la inflación.

En qué hay que fijarse

La inflación general estadounidense de junio se pronostica a tener una baja sustancial hasta 3,2% desde el 4,0% de mayor. Sigue estando sobre la meta, pero es una evidente mejora sobre el año pasado. Donde está más complicada la cosa es en la cifra subyacente, que está pronostica mantenerse alta, marcando 5,0% y cayendo sólo tres décimas desde el 5,3% de mayor. Si bien está tendiendo en la dirección correcta, sigue estando muy por encima de la meta de la Fed.

Al mercado seguramente le importará más la cifra subyacente, porque en ello se fija más la fed. Una baja mayor a lo esperado podría fortalecer el consenso de que no se subirá la tasa después de julio. Si supera la expectativa, podría generar temores de más alzas podrían desembocar en una recesión.

Trading con las noticias requiere de investigación extensivo; y eso es lo que hacemos mejor.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.