Forex Trading Library

Efectos del IPC Estadounidense: Comercio Chino y los Commodities

0 24

Ayer, el IPC estadounidense estuvo bajo las expectativas y el dólar se debilitó sustancialmente, tal como habíamos anticipado el martes. Las divisas que más se “beneficiaron” con la baja del billete verde fueron las que dependen de commodities. A pesar de tener un resultado negativo en sus PMIs preliminares, el dólar neozelandés tuvo el alza más grande en su par. Le siguió el aussie y el loonie.

La dinámica interesante provino de un dato que fue un poco dejado de lado ante las cifras de EEUU. China dió a conocer su balance comercial de junio, mostrando una baja sorpresiva en su superávit. Las exportaciones bajaron un 12% comparado con el año pasado, y fue el peor resultado desde el inicio de la pandemia. Las importaciones también bajaron más de lo esperado, pero no afectó la demanda por las divisas de commodities.

¿Por qué pasó esto?

Esta aparente desconexión surge en medio de lo que aparenta ser un giro en la percepción del crecimiento global para el resto del año. En la primera mitad, la expectativa era que EEUU entraría en una recesión de algún grado y China tendría un rebote en la actividad luego de levantar las restricciones por el covid.

Si bien hubo un alza en la actividad económica china en el primer trimestre, las cifras subsiguientes han sido decepcionantes. El gobierno chino está tomando muchas medidas para tratar de empujar a la economía. Mientras tanto, las cifras estadounidenses sugieren que una recesión no es inminente. O, por lo menos, así lo está interpretando muchos participantes en el mercado.

¿Así que no hay recesión?

Una de las autoridades que ha sido más prominente en pronosticar una recesión en EEUU fue el gerente general de JPMorgan, Jamie Dimon. Pero en comentarios públicos ayer, ni mencionó una recesión. Incluso dijo que si la Fed sube la tasa de nuevo, no tendría efecto sobre la situación.

Tanto el IMF como el Banco Mundial creen que EEUU evitará una recesión grave. Y si la inflación está entrando bajo control, podría implicar que pronto ya no habrá alzas de tasas. El mercado ahora prevé que las tasas empezarán a bajar lentamente a contar del próximo año, abriendo la posibilidad de más crecimiento en la mayor economía mundial. El mayor consumidor de commodities en los próximos meses podría no ser China, sino EEUU. Aparentemente hay algunos inversionistas que ya apuestan por eso, invirtiendo en Canadá y Australia. Pero también podría beneficiar a las divisas de otros mercados emergentes, como ser México, Perú y Chile, que producen más de los commodities que EEUU consume.

¿Y la alternativa?

Si bien la inflación tiende en el sentido correcto para que la Fed deje de subir las tasas, el IPC subyacente sigue estando alto. También está el efecto base. Aún si la inflación sigue estando en un 0,2% mensual (anualizado en 2,4%) por el resto del año, la inflación general subirá de nuevo de aquí a diciembre.

Aparentemente las bolsas y las divisas están recibiendo un empujón gracias a las apuestas de que la Fed dejará de ser tan agresiva. Ya no se cotiza la segunda alza que la Fed promete. Pero sigue habiendo una buena posibilidad que el mercado resulte decepcionado en la próxima reunión, y si sale una postura más ajustada, podría borrar las recientes alzas en las divisas a base de commodities.

Trading con las noticias requiere de investigación extensivo; y eso es lo que hacemos mejor.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.