Forex Trading Library

PIB 4T de la Zona Euro: ¿Se viene otra recesión?

0 156

En octubre pasado, se informó que la actividad económica de la Eurozona había superado las expectativas, sacando la la economía compartida de la recepción.

Técnicamente, pues comparado con el año anterior, la economía era 4,4% más chica. E incluso cuando salió el informe, ya habían países que anunciaban otra ronda de confinamientos.

Dado que la mayoría de Europa estaba bajo algún tipo de aforo durante el trimestre, no es sorpresa que virtualmente todos los analistas presagian otra contracción cuando se informa sobre la economía mañana. La pregunta es, ¿qué tan mal será?

La próxima recesión

Un trimestre de crecimiento negativo no es suficiente para declarar una recesión. Pero dadas las dificultades para distribuir las vacunas, las cifras altas de casos covid, no se espera un cambio sobre las medidas que llevaron a que el trimestre pasado hubo (se proyecta) crecimiento negativo.

Si bien algunas instituciones oficiales han publicado pronósticos positivos, hay un consenso bastante firme entre los economistas de que el primer trimestre también arrojará un resultado negativo. Entonces, la Eurozona caería en recesión de nuevo, con un total de cinco trimestres de crecimiento anualizado negativo.

Eso conlleva algunas implicaciones importantes para la política monetaria, pues oficialmente el BCE aún espera crecimiento positivo para el trimestre. (Cabe notar que el vicepresidente de Guindos aclaró que el PIB 4T probablemente sea negativo y no logre las expectativas de su entidad.)

Presumiblemente, estarán bajo más presión para ayudar a la economía, pues se tendrá que ajustar varias proyecciones oficiales para ella.

¿La fortaleza del Euro?

La falta de crecimiento irónicamente podría ayudar al Euro en comparación a sus pares.

Se ha ido formando un consenso entre los banqueros centrales de que las tasas negativas no son tan útiles, entonces casi nadie espera que el BCE recorte las tasas. Por otro lado, si no es pujante la economía, no se espera tanta inflación como en otros países como Inglaterra o EEUU.

También, se informó recientemente que el BCE buscaba bajar las preocupaciones por el Euro más fuerte. Inicialmente fue el economista jefe Haldane quien sugirió que una divisa alta podría afectar la política monetaria.

Dentro de la semana pasada, varios miembros (Rehn, Makhlouf y Knot) salieron a sugerir que el mercado subestima la voluntad del banco por reducir las tasas. Estas señales algo contradictorias caen dentro de la dificultad que tiene el BCE por dar a conocer su visión.

Es notorio que ni de Guindos ni Lagarde aún han comentado sobre las tasas dentro del contexto actual.

En resumen

El consenso de expectativas es que la economía de la Zona Euro contrajo durante el 4T en -1,8% comparado con el crecimiento de +12,5% anterior. El PIB anualizado está pronosticado a mostrar una contracción de -6,0% comparado con -4,3% en la medición anterior.

Una contracción sustancial en el 4T seguramente forzará al BCE a tomar más acciones que sólo palabras para debilitar al Euro, con la mayoría de los economistas pensando que será un aumento en la compra de activos.

Pero si Europa lograra por algún milagro evitar el crecimiento negativo, podría impulsar los mercados al alza y fortalecer al Euro hasta el punto de que el BCE se vea forzado a hacer algo más que tratar de debilitar al Euro con sólo palabras.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.