¿El gasto en estímulo de la UE afectará el precio del crudo?

0 27

Coloquemos el tamaño del mercado del petróleo en perspectiva. La producción diaria es en torno a los 80,6 millones de barriles.

Tomando como referencia el último precio de OPEP en US$43/barril, significa que el mundo gasta US$3,400 millones al día en petróleo, al por mayor. El mercado anual del crudo, entonces, está en el orden de los US$1,3 billones.

En su plan de rescate, la UE comprometió un cuarto de los US$825 mil millones a gasto en tecnología renovable. No se gastará todo el presupuesto en un año; dado el tipo de proyectos que se contempla, probablemente son se lleguen a implementar en unos años más.

El plan, entonces, implica que se gastará US$206 mil millones en promoción de energías renovables durante varios años.

De la forma adecuada, es suficiente para tener un impacto sobre el precio del crudo

Desde inicio del año, más de tres cuartos de todo el gasto mundial comprometido para renovales proviene de la UE. Por otro lado, la UE es el tercer consumidor más grande de petróleo, principalmente desde Rusia y Arabia Saudí. Claramente las autoridades de la UE están dispuesto a abrir la billetera para apoyar sus discursos climáticos.

Pero la clave aquí es para dónde va el dinero, no sólo la cantidad. Una vez que por fín se logró un acuerdo sobre el paquete de rescate, casi inmediatamente saltaron los miembros del parlamento, exigiendo más control sobre el gasto. Una mayoría sostuvo que el gasto debía ser más orientado hacia las “necesidades del futuro”. Dicho en castellano, que había que gastar más en proyectos verdes.

El precio depende de la demanda, no de gasto alternativo

Pocas de las iniciativas considerado por la UE por implican una reducción significativa e inmediata en la demanda por petróleo. Algo irónicamente, algunos de las medidas ambientales han llevado a que aumenta el consumo de petróleo.

Por ejemplo, Alemania resolvió cerrar sus plantas nucleares. Para llenar el vacío, hubo un aumento en la producción a base de carbón. Ahora, un 44% de la electricidad producida en Alemania es a base de carbón, 26% incluso es del tipo de carbón más contaminante, el lignito. No hay suficiente capacidad renovable para reemplazar eso, entonces para cerrar las plantas a carbón para descarbonizar, hay que usar petróleo o gas natural.

Es el camino europeo

Hasta ahora, Europa ha rechazado incluir al gas natural como una alternativa (más) verde disponible para subsidios, lo que significa que no se ha adoptado con la misma combertura en en América. Las reducciones en las emisiones de EEUU el año pasado se deben principalmente por reemplazar sistemas más contaminantes con gas natural.

El otro asunto es que la UE se está enfocando en tecnologías a base de hidrógeno, en vez de vehículos eléctricos a batería. De hecho, Tesla tuvo que reducir el tamaño de su fábrica en Alemania precisamente por regulaciones ambientales. El hidrógeno no es una tecnología tan madura como las baterías, lo que significa que demorará más en ser aplicable en forma masiva.

En suma, el gasto de la UE podría haber tenido un impacto sobre la demanda por el crudo, pero su elección de inversiones no tendrá efecto por varios años. Mientras tanto, el consumo de petróleo en Europa está proyectado a crecer, lo que podría apoyar un aumento en el precio a futuro.

Unese a la comunidad de trading responsable - ¡Abre ya su cuenta Orbex!

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.