Las implicancias de la inflación en China en marzo

0 301

Usualmente los datos IPC de China afectan principalmente a su moneda, por relacionarse con la política monetaria. Pero no estamos en una situación usual. De la misma forma que muchos miran a China para ver cómo progresará la pandemia, muchos también siguen su recuperación económica.

La inflación es uno de los muchos factores a considerar luego del brote de coronavirus, y la economía vuelve a producir. El masivo estímulo en todos el mundo tendrá un efecto sobre las divisas, y dependiendo de cómo los bancos centrales “esterilizan” las compras de activas, podría haber un problema serio con la inflación. Por lo menos eso dice la economía tradicional.

China es unica, como siempre

De la misma forma que su respuesta ante el COVID-19 fue diferente (una dictadura tiene acceso a herramientas de control de población que no son aceptados en países democráticos), también lo fue su política monetaria y de estímulo. Para empezar, por haber controlado el brote dentro de una sola provincia, no había necesidad de extremar las medidas de estímulo.

China probablemente no sea una analogía directa de otros países, pero nos puede dar indicios de cómo reaccionarán las otras economías al relajarse las medidas para hacer frente al virus. Hay que tener presente que en términos proporcionales, China es el país que ha hecho menos estímulo considerando el tamaño de su economía.

Qué estamos buscando

El IPC mensual está pronosticado haber crecido en 0,4% en marzo, una ralentización desde 0,8% en febrero. Está dentro del rango normal para la cifra, mostrando que no se espera un gran impacto por el COVID-19.

El IPC en serie anualizada está previsto a haber acelerado a 5,4%, comparado con 5,2% anterior. Sería retomar la aceleración que ha mantenido desde que el gobierno y el PBOC iniciaron programas de estímulo ante la guerra arancelaria con EE.UU.

Las secuelas del coronavirus

Muchos han reportado un aumento en los precios en el comercio ahora que China está reabriendo sus negocias, en parte debido al aumento en el costo de materias primas. Como no todos los locales están volviendo a la vez, hay menor competencia ante el aumento de la demanda, y puede llevar a un aumento momentáneo en la inflación.

Habría que ver si es suficiente para contrarrestar la baja en precios de materias primas; hay un retraso en traspasar los costos más bajos de commodities a los consumidores. La gasolina, por ejemplo, tiende a bajar más rápido que cosas hechas de cobre y acero, por ejemplo.

El futuro

China es un importador importante de bienes de consumo, desde países que están cerrando sus economías (y exportaciones) en un intento de frenar el brote de coronavirus. Al haber más problemas de abastecimiento, podría también presionar los precios al alza.

Por otro lado, los chinos son buenos para ahorrar, y podrían tener reticencia a salir de compras dada la situación económica incierta. La avalancha de información que viene la próxima semana será muy interesante.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.