¿Cómo podría el “impeachment” de Trump afectar su campaña electoral?

0 30

Dilucidar las implicancias para el mercado de eventos políticos es uno de los retos más complicados para un analista financiero. Cada uno tiene su perspectiva sobre asuntos políticos, y la gente no siempre (bueno, quizá casi nunca) tiene reacciones lógicas a las situaciones políticas. Los gobiernos tienen fama de no seguir lo que tenga el mejor sentido económico ni financiero.

Afortunadamente para los analistas, hasta ahora los mercados parecieran estar haciendo caso omiso a lo que está pasando en Washington en relación a si el Presidente Trump traición a su país o tuvo una conversación perfecta con en una llamada con el Presidente de Ucrania. No obstante los titulares sobre revelaciones explosivas, a los mercados les interesan otros temas.

Trading con las noticias requiere de investigación extensivo; y eso es lo que hacemos mejor. Abre ahora tu cuenta Orbex.

Es un espectáculo

Eso no quiere decir que no podrían haber implicaciones importantes para el mercado. Si el Senado llegara a condenar a Trump, sería la primera vez en la historia, con una reacción adversa en el mercado. El Vicepresidente Mike Pence estará presente para la votación, junto al Presidente de la Corte Suprema, por lo que si se aprueba la moción, pasaría a jurar el nuevo presidente en forma inmediata. Esa votación se espera tan pronto como hoy.

Los mercados, sin embargo, ven que es una posibilidad tan remota que ni lo consideran. Para virtualmente todos los analistas, desde el principio se sabía el resultado del proceso: la Cámara de Representantes votaría a favor del “impeachment” (acusación constitucional), y el Senado votaría en contra de la condena, y dejando las cosas como estaban desde el principio.

Todo se trata de noviembre

El objetivo es político, según el análisis; aparentemente los cálculos del partido demócrata concluyen que es más fácil vencer a Trump si está en condición de “impeached”, aunque el voto salga completamente dividido por partido político. Apuntan a las encuestas que muestran a una mayoría estando a favor de la remoción de Trump; y al mantener el enfoque sobre él, podrían facilitar la unidad de diversos grupos entorno a un objetivo común.

¿Resultará? Bueno, preguntemos respecto de la confiabilidad de las encuestas a los encuestadores quienes decían que Hillary Clinton sería presidente hoy. O a los que mostraban que Mitt Romney tenía una buena posibilidad de ganarle a Obama.

Es tradición

La realidad es que es bastante difícil ganar a un presidente en ejercicio sin un candidato de un tercer partido para quitarle votos. La última vez que ocurrió fue en 1980, en medio de una crisis económica y geopolítica. Las encuestas a favor de Trump han estado bastante consistentes desde su elección, sugiriendo que el resultado dependerá más de quién sea el candidato demócrata.

Candidatearse con una acusación constitucional encima será innovador, pero como el voto ha sido a base de política, puede ser que el público lo tome de la misma forma que los mercados: es teatro político que no afecta a los temas subyacentes. Pareciera que la favorabilidad de Trump correlaciona mucho más con la percepción de la economía que de los escándalos en Washington.

Considerando el potencial efecto económico del coronavirus, podría ser que las perspectivas electorales de Trump dependen más con lo que sucede en China que de lo que podría pasar en el Senado.

Unese a la comunidad de trading responsable - ¡Abre ya su cuenta Orbex!

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.