Tasas de colocación negativas y sus implicancias en Forex

0 1,335

El 2019 ha sido marcado en una tendencia mundial hacia tasas más bajas. Un economista tradicional al ver eso podría suponer que había una crisis financiera catastrófica al que estaba haciéndose frente los bancos centrales. Las tasas de referencia en Nueva Zelanda y Australia están en mínimos históricos, mucho más allá que durante la “gran recesión”.

Mientras tanto Japón sigue batiendo su propio récord en mantener sus tasas negativas. Cada vez más bancos centrales por lo menos están conversando el tema de tasas negativas, a pesar del creciente coro entre economistas y analistas que dicen que no funciona.

Unese a la comunidad de trading responsable - ¡Abre ya su cuenta Orbex!

No son sólo los bancos centrales

Un fenómeno reciente es que la política está yendo más allá del sistema financiera. Las tasas bajas tienen un impacto sobre las utilidades de la banca, que dependen de los cobros de préstamos hacia sus clientes para generar utilidades. Muchos grandes bancos han estado cerca de la insolvencia, como Commerzbank. Otros han tratado de compensar la situación a través del alza de comisiones.

Con las tasas negativas, ahora los bancos tienen que pagar para cumplir sus requerimientos de solvencia, lo que presiona aún más sus finanzas. ¿Por qué nos debería importar la presión sobre los bancos? Bueno, el año 2007 viene a la mente.

Qué hacer…

Algunos bancos han empezado a traspasar sus tasas negativas hacia los clientes, en forma de cobrar interés por montos más altos de dinero en depósitos. Esto es lo opuesto a lo que debería hacer un banco: uno quiere dejar la plata en el banco por seguridad, no que te quiten un poquito cada mes.

Adicionalmente, algunos bancos como Jyske en escandinavia, están pagando a sus clientes para sacar créditos, traspasando las tasas negativas a sus prestamistas. Esto invierte por completo la función normal, tradicional y lógica de la banca. En vez de pagar a los colocadores y cobrar a los prestadores; ahora es la revés cobrando por depósitos y pagando por préstamos. ¿Es de alguna forma sustentable eso?

La falta de dinero

La razón ostentada para las tasas negativas por parte de los bancos centrales es inyectar más circulante, y desincentivar los depósitos. Si bien esta es una buena idea en el corto plazo durante una crisis, hay otro problema que está creciendo ahora: nadie sabe dónde está el dinero.

Muchos bancos temen que la gente está acaparando efectivo, que es un problema para el banco central mantener los niveles adecuados de circulante y estar seguro que no habrá una crisis de deflación o inflación. Más del 25% del efectivo de algunas de las monedas más importantes desapareció sin rastro.

Creciente incertidumbre

Ese dinero puede volver a circular en cualquier momento, especialmente en tiempos de crisis. Una repentina aparición de circulante tendría implicancias para la inflación, y podría afectar negativamente a los bancos que dependen ahora de las comisiones por transacciones electrónicas.

Mientras ahora los bancos están tratando de facilitar el acceso al dinero, no sube la inflación en parte porque la gente rehúsa a comprar. Muchos aprovechan las tasas bajas para adquirir monedas más estables como un seguro ante incertidumbre en los mercados emergentes. Como no hay forma de rastrear ese efectivo, no hay forma de saber si reaparecerán repentinamente, y afectarían el tipo de cambio.

Es una situación sin precedentes, y entonces es difícil anticipar qué pasará. Lo mejor que podemos hacer es seguir atentos a la situación.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.