Los próximos datos importantes de Inglaterra

0 12

Para mañana se espera un día agitado para la libra esterlina, con la publicación de varios datos importantes que rutinariamente afectan al mercado. Eso al margen de la historia sin fin de Brexit, y la creciente preocupación de que el Reino Unido ha caído en recesión técnica. Podríamos tener algo de confirmación de ello con la publicación de la cifra del PIB para el último mes del trimestre.

A la misma ahora, tenemos los datos de manufactura y el balance comercial, ambos claves para la evolución de la divisa. Los datos de septiembre corresponden al último mes completo antes de la fecha límite para Brexit. Como la vez pasada, podría verse un poco distorsionada por la incertidumbre, ya que las empresas están preparando para la salida sin un acuerdo. Luego tenemos un discurso por el gobernador del BOE Carney.

¡Prueba cómo resulta tu estrategia en GBP con Orbex! Abre su cuenta ya.

Qué esperamos

La cifra que copará la atención probablemente será el PIB. El PIB preliminar para septiembre se pronostica mantenerse sin cambios, comparado con +0,3% en el mes anterior. Esto implicaría que la economía creció levemente durante el tercer trimestre. Pero un resultado por debajo de -0,3% sería un indicio de que Inglaterra cayó en recesión técnica, lo que probablemente llevaría a una caída en la libra (en noviembre se publica la versión oficial).

En cuanto a la producción manufacturera, las expectativas son que vuelve a negativo con -0,6% comparado con +0,3 en agosto. Pero la vez pasada que se estaba aproximando la fecha límite de Brexit, se vió un incremento en la productividad a medida que las empresas guardaban inventario ante potenciales problemas. Esta vez no tienen tanta flexibilidad, así que el efecto quizá sea menor.

El balance comercial está proyectado en mejorar a -£12,1 mil millones desde -£12,5 mil millones anteriores. Excluyendo a la unión europea, se prevé que el balance sea muy similar en -£3,98 mil millones comparado con -£3,97 mil millones en agosto. El déficit comercial ha marcado una reducción notoria en los últimos meses, impulsado principalmente por crecimiento en las exportaciones fuera de la UE. Adicionalmente han caído las importaciones, lo que se atribuye a la debilidad en la libra que dificulta las compras en el exterior.

La reacción del mercado

Habremos de esperar unos altibajos luego de la publicación de las cifras, especialmente si uno es positivo para la libra mientras otro sea negativo. Hay una probabilidad de que una sorpresa por el lado positivo tenga una reacción más fuerte en el mercado que una sorpresa negativa.

Ayer se publicó un informe que mostró magros resultados en el sector se servicios. Si la manufactura lograse superar las expectativas, podría reducir las preocupaciones que han contribuido a la caída en la libra esta semana. En general, los traders parecieran estar más propensos a ajustarse al pesimismo antes de la publicación de datos macro.

Todo es relativo

Al considerar las fluctuaciones en los precios en los pares de monedas, siempre hay que pensar en el otro lado de la ecuación. Si bien datos malos, por ejemplo, podría llevar a una libra más débil, la situación en otros países tampoco es auspicioso. Incluso con datos malos, podría haber un fortalecimiento en esterlina, símplemente porque el resultado no es tan malo como en los otros países.

Este escenario es especialmente relevante para el cruce GBPEUR, porque los datos de Alemania en particular han sido decepcionantes. Los datos recientes de EE.UU. no han sido tan buenos tampoco, con la cifra ISM siendo el peor desde la crisis del 2009. Aún así la manufactura Americana pareciera estar en mejores condiciones que la del RU, aún considerando la acción industrial que afecta al sector automóvil.

Las empresas inglesas han mantenido en reserva su gasto en inversión pendiente a lo que pase con Brexit. Sin un aumento orgánico sustancial en la liquidez, la próxima ronda de datos podría incrementar significativamente las posibilidades de que el BOE finalmente tome cartas en el asunto. Es allí donde está el riesgo de una caída en la libra.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.