Forex Trading Library

Inflación en la Zona Euro, y el ciclo de alzas en la política monetaria

0 159

Le quedan solo dos reuniones al BCE este año. Lo que significa que se acota el tiempo para controlar la inflación antes de diciembre. El banco común está atrasado en su ciclo de alzas en comparación con otros bancos centrales, lo que ha mantenido a la divisa relativamente baja. Entonces hay mucha expectativa en cuanto a qué pasará con el IPC.

Sin embargo, cabe notar que la próxima sesión del BCE no es hasta fines de octubre, lo que significa que habrá otra ronda de cifras IPC antes. Esos datos seguramente tendrán un impacto mayor en la decisión. Por otro lado, las cifras que se divulgarán luego en la semana fijarán las expectativas de política monetaria por el momento, lo que es lo más relevante para la divisa.

Recuperando la credibilidad

Una serie de miembros del BCE han dado indicios de que podría haber un alza más grande. Hay rumores de un alza de 75 puntos base en octubre. Se debe a que la teoría establecida entre los bancos centrales indica que la inflación se debe a la “credibilidad” del banco central; o sea, la confianza que tiene el mercado en que el banco central logrará bajar el IPC.

Tanto Nagel como de Cos hicieron comentarios a ese efecto ayer. Si se contextualizan dentro de los dichos del economista jefe, Lane, quien dijo esperar una reducción sustancial en la inflación el próximo año, se deja entender que podría primando la idea de subir las tasas aún más rápido ahora para forzar un giro en la tendencia inflacionaria.

Está fuera de sus manos

Lo que pasa es que, si bien el BCE aumentó la base monetaria en algo en torno al 10% durante la pandemia, la mayoría de la presión inflacionaria viene de factores externos. Principales entre ellos es el aumento en el costo de la energía y el costo de bienes importados de China, afectado por el covid. Eso no es algo que puede arreglarse con política monetaria.

Por otro lado, China ha estado relajando sus restricciones por el covid, y los precios de energía han estado a la baja (empujadas por temor a una recesión global). Eso podría contribuir a menos inflación el próximo año, independiente de lo que haga el BCE. Entonces podría simplemente ser un tema de que si el BCE cree que puede controlar los precios, irrespectivo a si lo pueda hacer o no.

En qué hay que fijarse

El jueves, Alemania dará a conocer sus cifras de inflación, que podrían marcar el tono para el resto de la economía compartida. El IPC mensual alemán de septiembre está pronosticado a acelerar hasta 1,1% desde el 0,3% anterior. Eso contribuiría a un brinco en la inflación anual hasta 9,5% desde 7,9% anterior.

Después el viernes se dará a conocer la inflación anual de septiembre de la zona Euro, pronosticada en 9,6% comparado con 9,1% anterior. Desde luego el BCE presta más atención a la cifra subyacente, que también es pronosticado a acelerar. IPC subyacente anual está previsto en 4,7%, sobre el 4,3% anterior.

Trading con las noticias requiere de investigación extensivo; y eso es lo que hacemos mejor. Abre ahora tu cuenta Orbex.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.