IPC alemán y posible acción del BCE

0 13

Hay dos eventos económicos importantes mañana que podrían impulsar al euro. Primero están las cifras inflacionarias desde Alemania, que se esperan reafirman las cifras preliminares de a comienzos de mes.

Luego tenemos la publicación del acta de la última reunión del BCE. Enfoquémonos en el primero, para tratar el cambio de expectativas sobre qué podría hacer el banco central este año.

La semana pasada las cifras preliminares de inflación fueron uno de los más altos en mucho tiempo. Hay división en las posibles explicaciones para el fenómeno, y si fue un evento aislado o parte de un nuevo padrón. Podríamos tener un poco más de claridad sobre el caso alemán mañana, y eso podría afectar un poco las expectativas.

¡Prueba cómo resulta tu estrategia en EUR con Orbex! Abre tu cuenta ya.

¿Harmonizado o no?

Hay dos porciones de los datos que podrían mover al mercado: IPC y IHPC, dependiendo de los resultados. Ambos miden la inflación, pero desde el punto de vista del mercado, tienen implicaciones distintas:

  • IPC, el índice al precio del consumidor, es lo que todos conocen como inflación. Es importante para la política fiscal y un indicador líder para saber qué pasa en la economía de la zona euro, como Alemania es su parte más grande.
  • IHPC, o índice harmonizado del precio al consumidor, es la tasa de inflación en Alemania “harmonizada” con el resto de Europa, y por lo tanto es la medición que sigue el BCE. Entonces es el que es usado por los analistas para ver para dónde podría ir la política monetaria en el futuro.

Qué estamos buscando

El consenso entre los economistas es que el IPC de diciembre macará 0,5%, tal como lo hizo en la cifra preliminar. Fue un incremento sustancial sobre el mes anterior, y podría ser una señal del retorno en la confianza del consumidor, estando cerca del límite superior del rango.

En la serie anualizada, implicaría una tasa de 1,5%, también lo mismo que la cifra preliminar.

En cuanto al IPC harmonizado, la expectativa es que se repetirá el 0,6% de la cifra preliminar, que implicaría un crecimiento anualizado de un 1,5% también repitiendo la cifra dada a conocer la semana pasada.

Un aumento en la inflación implicaría que el BCE estaría más propenso a subir las tasas (haciendo revés a la medida tomada en septiembre), pero una decepción en los resultados podría no tener ese efecto.

¿Y la próxima medida del BCE?

Hablando del banco central, el mercado está ajustándose a que el BCE suba las tasas en los primeros meses del 2021. Hasta antes de los feriados de fin de año, la perspectiva era que las tasas en Europa serían bajas por un tiempo prolongado luego de los datos magos durante los últimos meses.

Pareciera que está creciendo el optimismo, y si sube más la inflación podría incrementar el certidumbre de un alza. Incluso podría empezar a acortarse el plazo para la medida, lo que contribuiría a fortalecer al Euro. Así que los datos de mañana podrían ser bien importantes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.