¿Qué hará el RBA ahora?

0 63

Mañana el RBA se reúne para decidir su sube la tasa de referencia o no. Ha habido una avalancha de datos macro desde la última sesión, inclusive las importantes cifras de inflación. Luego la semana pasada la Fed recortó su tasa de interés, lo que pone presión sobre la diferencial en el rendimiento de los bonos.

Sin embargo, el consenso amplísimo es que el RBA no hará cambios esta vez, con un acuerdo unánime entre los analistas tanto australianos como internationales. También está el hecho de que no hay programada una conferencia de prensa, indicando que el gobernador no piense que habrá cambio en la política. Entonces, nuestra atención gira hacia el informe de la reunión que se publica a la misma hora que la decisión.

¡Prueba cómo resulta tu estrategia en AUD con Orbex! Abre tu cuenta ya.

¿Pero por qué tanta seguridad?

La economía australiana ha estado lento últimamente, suficiente para afectar la creación de empleo. Este es el foco principal del banco central ahora, y no están para nada contento con las cifras laborales. Hace un par de semanas tuvimos un cambio de empleo decepcionante, mostrando que Australia creó la mitad de los empleos que se pronosticaba durante septiembre. Pero la tasa de desempleo bajó una décima por primera vez desde que empezó el ciclo de alzas a principio de año. Si bien podría haber sido algo positivo, se debió principalmente a una caída de dos décimas en la tasa de participación, indicando que el mercado laboral permanece débil.

Por otro lado, la semana tuvimos el IPC semestral, la medición preferida por el RBA mostró un incremento sustancial. Ahora que los precios están por fín moviendo hacia el objetivo, el banco quizá querrá hacer una pausa para dar tiempo al mercado a reacciona a su ciclo de recortes sin precedentes.

Los próximos pasos

El otro factor que limita su accionar es que el RBA prácticamente dijo que de no mediar una situación extrema, no bajarán las tasas de 0,5%. Siendo que la tasa actual está en 0,75%, significa que tiene efectivamente sólo un recorte más. Como lo hizo el BOJ la semana pasada, hay un argumento por dejar por lo menos un poco de pólvora en reserva.

Aún con la pausa en los recortes, no significa que el AUD tenga un apoyo sustancial como consecuencia. El marco geopolítico y económico sigue con incertidumbre, a pesar de los comentarios de progreso en las negociaciones entre EE.UU. y China. El índice de precios de commodities cayó sustancialmente en 2,4% durante octubre. A no ser que haya resultados concretos de aquí a mediados de mes en las negociaciones comerciales, no hay mucho para sugerir que la caída prolongada en el AUD se detendrá.

Pasa por lo que dice el banco

El informe sobre la tasa de referencia ha sido lo más relajado posible por ya varias reuniones, vaticinando que las tasas seguirán bajas por un período extendido de tiempo. Es difícil que se haga un comentario más acomodativo que eso, entonces no hay mucho riesgo de una sorpresa por la parte baja. El consenso es que el informe será casi idéntico a la vez pasada.

Lo que podría mover al mercado es el informe trimestral de política monetaria que se publicará el viernes, que incluye las perspectivas del RBA sobre la economía. Será interesante contrastarlo con las expectativas entre los analistas de que habrá un recorte de aquí a febrero. Para entonces quedan sólo dos reuniones, entonces aún si se mantiene la tasa esta vez, la proyección para el AUD por el mediano plazo sigue siendo a la baja.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.