Preparándonos para datos IPC de Canadá

0 34

Hay un par de eventos en el calendario económico para mañana que podría mover al dólar canadiense. Si bien Canadá ha estado desmarcado de la incertidumbre global, no significa que siempre será así, y tenemos que estar atentos a un cambio en los padrones económicos. Especialmente para un país sujeto a la estacionalidad que está entrando al invierno cuando reduce la actividad económica.

Canadá es un caso interesante porque el BOC no ha participado en la carrera hacia el mínimo en las tasas, el mercado reacciona directamente a los datos económicos. Sin el filtro de la reacción ante lo posible acción del banco central, el mercado tiene una reacción más orgánica.

Nada es para siempre

Están aumentando las expectativas de que el BOC tomará medidas, aunque sea sólo para prevenir la distorsión por factores externos. Pensando en ello, la curva de rendimiento ha continuado su inversión durante los últimos meses. Pareciera que el mercado se está ajustando a por lo menos dos recortes de tasas en el próximo año.

Los precios se mantienen casi exactamente donde el banco central quiere que estén, con la tasa de inflación dentro de una décima del objetivo de 2,0% anual. La retórica del Gobernador Poloz ha girado desde la estabilidad de precios hacia mostrar preocupación por el “empeoramiento de la situación global” como el principal reto de la economía.

Prueba cómo resulta tu estrategia en CAD con Orbex.

¡Abre tu cuenta ya!

Qué es lo que se está pronosticando

Para la reacción del mercado, queremos fijarnos en el cambio mensual del IPC subyacente, que se pronostica en 0,3% para octubre, una aceleración sobre 0.0% en el mes anterior. Esto implicaría que el cambio en los precios al consumidor anual se mantendrá en 1,9%. La inflación está a una décima por debajo del objetivo lo que no da una razón normal para un cambio de política.

Hay dos factores que impulsan el cambio de precios, y han estado cancelando entre sí. Las temperaturas inusualmente bajas han impulsado el precio de combustible, que va en conjunto con un aumento paulatino en el precio del crudo.

Por el otro lado de la tabla está la caída en el precio de los alimentos y vestuario, una tendencia que se pronostica continuar durante el invierno. Excluyendo alimentos y energía, el IPC mensual se pronostica incrementar en 0,6%, que argumenta en contra de relajar la política monetaria.

Las otras mediciones

El IPC sin ajustar es pronosticado a mantenerse en 0.0% este mes, comparado con -0,4% en el mes anterior. A base anual, sería también 1,9%, al igual que el mes anterior.

Lo que le interesará  muchos analistas serán los datos de ventas minoristas que se publicarán el viernes. Esto nos puede dar un anticipo de lo que podría pasar con la inflación, al poder analizar las tendencias de los consumidores ante la temporada navideña.

Se pronostica que las ventas subyacentes aumentarán, sugeriendo que si bien la situación económica exterior se mantiene incierta, los canadienses mantienen la confianza por lo menos en el corto plazo.

Han aumentado las importaciones de los bienes de consumo, lo que indica que los minoristas pronostican una mejor temporada de invierno que el año pasado. Un ajuste en la tasa podría ayudar esa situación al abaratar el costo del crédito, aún si también implicaría un dólar canadiense más débil y un incremento en la inflación.

Al final, la razón principal dado por Poloz para preocuparse por la situación global es el ambiente comercial. Ahora que tanto EE.UU. como China está dando señales positivos sobre las negociaciones, podría ser que la situación comercial mejore en el futuro. De ser ese el caso, se presumirá que el BOC volvería a su postura más neutral.

Unese a la comunidad de trading responsable - ¡Abre ya su cuenta Orbex!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.