Cómo los aranceles afectan Forex

0 2,468

Luego del acuerdo tentativo (o cese al fuego, como lo está caracterizando la prensa) entre el Presidente de EE.UU. y el de China, los aranceles vuelven a ser tema obligado de conversación. Dado la situación es meramente una pausa en nuevos aranceles que ya están determinados, podemos ver que seguirá siendo tema. Entonces, ¿cómo los aranceles afectan Forex en general, y por qué parecieran tener un efecto a la inversa de lo esperado sobre las divisas? 

Los antecedentes

Volviendo a junio cuando empezó la guerra de aranceles, y los analistas estaban considerando cómo afectaría a los mercados, hubieron varios que implicaron que la situación llevaría a debilitar al dólar ante los demás monedas, esperando una caída cuando Trump implementó la primera medida. Pero sucedió lo contrario, y el dólar se vio fortalecido.

La lógica tras este análisis fue que una guerra arancelaria sería negativo para EE.UU. y China, que tendría un impacto negativo sobre el comercio, y que la demanda por la moneda de los respectivos países se reducería. Eso resultó ser cierto en parte: cargamentos de soya desde EE.UU. hacia China cambiaron de curso en medio del pacífico apenas se anunció los aranceles. Si menos productos están cruzando el océano, menos dinero irá en el sentido contrario para pagar por ellos.

Como era de esperarse, el Yuan libre cayó casi 8% en valor durante los próximos dos meses (mostrado por una alza en el USDCNY desde unos 6,50 a casi 7,00). El dólar, por otro lado, hizo lo contrario, viéndose más fuerte.

Es símple

La explicación tiene dos puntos: el USD aún sigue siendo la moneda de reserva y es visto como un refugio en tiempos de crisis. La guerra arancelaria trajo consigo incerteza financiera y económica, y habían algunos incluso hablando de recesión, llevando a que los inversionistas buscaran la relativa seguridad de los bonos. Bonos de EE.UU. en particular.

El segundo factor es el tamaño comparativo. En el 2017, las exportaciones de EE.UU. hacia China sumaron US$129.9 mil millones, un poco menos de un 16% del total de exportaciones (que ascienden a US$1,55 billones), y menos del 0.7% del PIB. Un arancel de 25% sobre todos esos bienes sería apenas US$32 mil millones, suma que la economía norteamericana produce en cosa de horas.

Comparativamente, casi un cuarto del total de las exportaciones Chinas van a EE.UU. Más importante que so, es el tipo de exportaciones. EE.UU. exporta principalmente bienes básicos a China, como son productos agrícolas (la famosa soya), elementos para reciclaje y petróleo. Con la excepción de partes para aviación, en general estos son productos que no tienen un impacto mayor sobre la economía. En el sentido opuesto, China exporta productos manufacturados hacia EE.UU., que tienen una cadena de valor más largo, y alcanzan a influenciar mucho más dentro de la economía.

Hacia adelante

Se puede exponer el caso que una caída en las exportaciones es malo para cualquier economía: pero para la mayor economía del mundo, puede ocasionarse flujos de capital más grandes que el impacto sobre las exportaciones en el contexto de una guerra arancelaria. Así se produciría un fortalecimiento de la moneda, y una caída en la bolsa.

Por ello este acuerdo temporal entre las dos principales economías del mundo lleva a un debilitamiento del dólar y un alza en la bolsa, al revertir los efectos antes mencionados. Entonces, estamos ante una de esas situaciones donde el mercado funciona contra intuitivamente.

En general, si todo es igual, aranceles deberían llevar a una moneda más débil para el país que los implementa (el caso entre EE.UU. y la UE del 2002 por ejemplo). Pero en la relación entre EE.UU. y China, no todo es igual: las importaciones de EE.UU. son casi cuatro veces más que las exportaciones, y el PIB per cápita es casi seis veces más que China. Así, EE.UU. puede absorber el costo de los aranceles con mucho mayor facilidad que China.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss