Qué pasará con el PIB de China

0 79

Hoy en la noche tenemos el evento más importante para los mercados asiáticos de la semana, o incluso el mes: una serie de datos económicos desde China, siendo el principal el reporte del PIB. El gigante asiático está pronosticado en cumplir apenas las proyecciones oficiales.

A pesar de una ralentización debido a varios factores, oficialmente la economía crece a pasos agigantados, que podría apoyar a las monedas de los países orientales.

Luego del tsunami de datos, que también incluye producción industrial y ventas minoristas, la comisión nacional de estadísticas de China hará una conferencia de prensa. Los comentarios que emanan de allí también pueden mover al mercado, así que la sesión asiática podría estar movida. A los analistas también les interesará las últimas proyecciones de crecimiento oficiales para el 2020.

Unese a la comunidad de trading responsable - ¡Abre ya su cuenta Orbex!

Qué estamos buscando

El evento estrella será como se mencionó, el PIB trimestral. El consenso de expectativas sitúa al crecimiento chino en 1,4% para el cuarto trimestre, un poco más lento del 1,5% en el tercer trimestre. Esto implicaría un crecimiento anualizado de 6,0%, justo en el límite más bajo del rango de proyecciones oficiales.

6.0% sería más lento que en medio de la crisis del 2009, y habría que volver hasta 1992 para encontrar un crecimiento tan bajo. Sin embargo, el enfoque pareciera ser hacia el futuro con una proyección más optimista.

Aún sigue el drama

La razón principal esgrimida por los economistas para la situación China es el conflicto comercial con EE.UU. Ahora que las dos principales economías del mundo están firmando un acuerdo de fase 1, los pronósticos han tornado a ser más positivos. Hablar de malos indicadores desde China son visto como “noticias del año pasado”.

Desde septiembre que el yuan viene creciendo, ante la expectativa de las negociaciones y luego de estímulo sin precedentes de parte del gobierno. El incremento en el poder adquisitivo podría ayudar a las exportaciones desde Japón, Australia y Nueva Zelanda.

¿Qué tan bien estamos?

A pesar de la euforia en torno al acuerdo de fase 1, no hay un consenso fuerte en cuanto al impacto real que tendrá sobre la economía China. Es un paso hacia la normalización de las relaciones entre EE.UU. y China, pero no es una vuelta a la situación de principios del 2017, cuando la economía China ya estaba mostrando debilidad a pesar de que aún no habían preocupaciones económicas.

A medida que se va implementando el acuerdo, tendremos una mejor visión sobre si el optimismo fue exagerado. Otros mercados emergentes podrían verse incluso más beneficiado por la baja en las tensiones comerciales y el aumento en el apetito por el riesgo.

Las próximas semanas serán claves, en los que tendremos los reportes de las empresas chinas en cuanto a sus planes de inversión para el año. También sería interesante ver qué opìnan las empresas compradores de EE.UU. si dan a conocer sus planes de compras en sus informes trimestrales que se darán a conocer durante los próximos seis semanas.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.