Preparándonos para la decisión del RBA

0 283

El RBA se reunirá por segunda vez desde que hizo su último recorte en la tasa, y este evento podría provocar algo de volatilidad en los mercados. La economía australiana sigue siendo insatisfactorio, y el banco ha reiterado que están dispuesto a tomar acciones. La pregunta es ¿qué acciones y cómo responderá el mercado?

La programación de esta reunión es un poco incómodo, al producirse al inicio de una semana llegan de datos importantes. Esos datos podrían haber dados algunos indicios sobre la economía que serían útiles para los funcionarios del banco y para los analistas que estamos tratando ver qué harán. Pero ya se está recibiendo las primeras partidas de datos que muestran el efecto que podría haber tenido los dos recortes consecutivos, y se puede dilucidar un poco si hace más falta de estímulo.

Trading con las noticias requiere de investigación extensivo; y eso es lo que hacemos mejor. Abre ahora tu cuenta Orbex.

Qué esperamos

Hay un consenso amplísimo que no habrá cambios al finalizar la reunión, incluso entre quienes abogan por un nuevo recorte. No sólo se dejará la tasa en su nivel históricamente más bajo en 1,0%, pero que el informe de política monetaria sería casi idéntico al anterior. No hay muchas formas de repetir que se mantendrán las tasas por un tiempo prolongado, y que están listos para tomar más acciones.

Los movimientos potenciales en el mercado probablemente se basen en la interpretación de la previsión del banco en cuanto al próximo recorte. Recién el viernes pasado el gobernador Lowe repitió lo que ha pasado a ser una fórmula: que hay debilidad en el corto plazo, y que se tomarán las acciones necesarias.

Cambios en la trayectoria

Donde los analizas prendieron las orejas fue con un cambio en su discurso de último minuto en el que advirtió un aumento en los precios de valores podría ser un “problema” en el futuro. Eso va en línea con el cambio de perspectiva entre algunos seguidores del RBA en que ya habían advertido que los recortes agresivos podrían llevar a una burbuja, y entonces el banco no tomará tanta acción como se espera.

El mercado tiende a adelantarse, con las ansias de ver un aumento en la bolsa y una caída en el valor relativo del AUD. Pero, cuando se hicieron los dos recortes consecutivos, fue interpretado como una señal de altera, con un efecto nocivo sobre la confianza del consumidor. El conservadurismo tradicional del banco podría estar en proceso de restablecerse, y reducir la posibilidad de recortes en el futuro.

El alza del dinero barato

La burbuja en particular al que pareciera referirse Lowe es la inmobiliaria: ahora con las tasas más bajas, los precios de la vivienda están aumentando. La tasa de compromiso en las subastas (una medición del interés por adquirir una vivienda) ha subido a niveles no vistos desde mediados del 2017. Eso fue luego de la última vez que el RBA recortó la tasa.

Desde la última relajación en la política, los datos han sido mixotos. Se crearon más empleos, pero la tasa de desempleo subió. La construcción ha continuado a la baja, pero finalmente se tornó positivo la venta de viviendas familiares. Los sueldos mejoraron un poco, pero el PMI de servicios bajó a contracción.

Expectativas

Cómo interpretará el RBA estos datos mixtos antes de tener la partida de información económica que viene después de la reunión sigue siendo un factor desconocido. En cuanto al consenso entre los analistas, se continúa proyectando un recorte en octubre, y sino, a más tardar noviembre. Luego de eso habría otro recorte en febrero, en medio del verano.

¡Prueba cómo resulta tu estrategia en AUD con Orbex! Abre tu cuenta ya.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.