Preparándonos para la decisión del Banxico

0 21

Mañana tenemos lo que podría ser uno de los eventos más importantes para el peso mexicano en lo que va del año, al reunirse el Banco Central para decidir qué hacer con la tasa de interés. El Banxico está en una situación complicada. La inflación está relativamente elevada, pero la economía tiene dificultades para emprender vuelo. En este contexto, los bancos centrales en el mundo están recortando tasas, ampliando la diferencial en el retorno sobre los bonos, dificultando la vida a los exportadores mexicanos.

Trading con las noticias requiere de investigación extensivo; y eso es lo que hacemos mejor. Abre ahora tu cuenta Orbex.

¿Qué puede hacer el Banxico? Bueno, hay muchos que les gustaría mucho que hubiera un recorte, incluyendo al gobierno mexicano. El Presidente López dejó claro que espera que se reduzca la tasa a la vez insistiendo en la independencia de la central. Pero hasta ahora el ente regidor no ha estado de acuerdo.

Lo que esperamos

 El consenso entre los analistas es que el Banxico mantendrá la tasa por un mes más, pero tomar una postura lo más acomodativa posible. Pero casi todos ven que habrá un recorte para septiembre, lo que significa que si bien se espera que se mantenga la tasa, no sería una sorpresa que también haya un recorte.

Esta sería el primer descenso en la tasa desde el 2014, y luego de un ciclo prolongado de alzas a medida que el banco luchaba contra la inflación. Los argumentos a favor del recorte se basan en mantener el paso con la Fed y otros bancos centrales alrededor del mundo. Si se mantienen las tasas, sería relativamente equivalente a un alza; y supondría el efecto consecuente sobre el peso durante el próximo mes. Estos analistas también apuntan a la moderación del tipo de cambio, en línea con las proyecciones del banco central a principios de año.

La situación estructural

Lo que pasa es que si bien tiene la mayor tasa dentro del sistema BIS en 8,25%, México está viendo fuga de capitales, sumando más de US$8,500 millones en los últimos seis meses. Ajustado para la inflación, México tiene la tasa más alta del mundo (con un libre mercado).

Como habíamos mencionado antes, muchos economistas coinciden en que el problema en México es estructural, no será corregido con un cambio en la política monetaria. Esta visión es compartida por el Banxico, que en su última reunión culpó a la situación estructural e institucional para la caída en inversión extranjera, reversión en el flujo de capital y falta de crecimiento.

No es el único

Desde luego México no es el único país donde el banco rutinariamente advierte de problemas estructurales (como ser la zona Euro), y al final la política monetaria se adapta a impulsar a la economía irrespectivo a la falta de voluntad política por mejorar la política fiscal.

Ultimamente los datos han sugerido que la economía doméstica ha convergido hacia donde el banco central quiere que esté. La semana pasada vimos que la demanda del consumidor está firmemente en crecimiento, y el IPC anualizado bajó de 4,0% por primera vez en años. Hasta el balance comercial ha sido positivo en los últimos meses.

Lo internacional y lo doméstico

México está sujeto desde luego a las condiciones de bajo crecimiento económico mundial. Encima de ello, sin embargo, es la poca predictibilidad de su principal socio comercial. Trum ha amenazado con aranceles en reiteradas ocasiones, y aún no se ratifica el USMCA en el Congreso estadounidense. Eso incrementa la incertidumbre en una economía que ya está preocupada por la posibles medidas que tomará el nuevo presidente.

Con la debilidad del peso últimamente, el Banxico tiene que contemplar varias piezas para elaborar la política. Aún si se recortan las tasas, podría ser visto como insuficiente por los mercados como para poder apoyar a la economía. Pareciera haber poco que pueden hacer para apoyar el peso por ahora.

Unese a la comunidad de trading responsable - ¡Abre ya su cuenta Orbex!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.