Qué pasará con el IPC de junio de Suiza

0 136

A pesar de ser el comienzo del semestre, ha sido una semana bastante relajada en el calendario económico para Suiza. El único dato de importancia que tenemos agendado es el IPC antes de dejar al Swissie a la merced del mercado por una semana.

El SNB ha tenido que combatir una combinación de fortalecimiento de la moneda y baja inflación hace varios meses, a pesar de tener las tazas en un mínimo histórico. Esta es una situación difícil en cualquier momento, pero ahora que los países vecinos y con los que tiene mayor comercio están teniendo dificultades económicas, los reguladores suizos han visto más complicada su situación.

Unese a la comunidad de trading responsable - ¡Abre ya su cuenta Orbex!

Una oportunidad dorada

Otro factor que ha afectado al Franco es que la incertidumbre global ha empujado al alza el precio del oro, como habíamos mencionado en octubre. Desde fines de mayor, el precio del metal amarillo ha aumentado más del 10%.

Alrededor de un cuarto de las reservas para el Franco se basan en oro, lo que da mayor presión al alza para la divisa. El banco central está desesperado por debilitar a la moneda para mejorar las exportaciones, subir la inflación y darles un poco de espacio para política monetaria.

No coopera la economía

La combinación de estos factores es por qué se prevé que el SNB está inclinado hacia un alza, mientras la mayoría de los otros bancos centrales importantes están siendo más acomodativos. Esto presionará más a la diferencia de la tasa de interés entre las economías, incrementando la demanda por el Franco.

La tasa inflacionaria encontró un máximo anualizado de 1,2% hace ya en septiembre pasado, y desde entonce ha estado a la baja. A principios de semana tuvimos los resultados de uno de los componentes importantes de la inflación: las ventas minoristas. Se proyectaba de las ventas minoristas sería negativo, pero el resultado era mucho peor de lo esperado.

Las expectativas inflacionarias

Con este pobre resultado en las ventas minoristas, sumado al desempeño de la moneda en cuanto a las importaciones, no hay mucho que justifique una mejoría en la inflación. El consenso entre las expectativas es que el IPC mensual volverá a ser negativo en -0,2%, comparado con +0,3% en mayor. Esto llevaría a que la tasa anualizada sea apenas 0,4%, comparado con el 0,6% anterior, bien lejos de los objetivos del SNB.

En su último informe de política monetaria, el banco central dijo estar esperando que la inflación para este año esté en torno al 0,6%. En otra economía, si el IPC estuviera bajo las expectativas, aumentaría la posibilidad de que habrá un recorte en la tasa. Pero la tasa está ya tan baja, y el banco está más preocupado por defender a la industria financiera que está teniendo serios problemas ante la falta de rentabilidad.

¿Y qué de los mercados?

No sería la primera vez que la inflación sea negativa en los meses recientes. De hecho, a principio de año fue bastante obstinado en mantenerse en -0,3%. No habría de esperar una reacción fuerte en el mercado a menos que el IPC descendiera bajo ese nivel. Mientras no se espera un recorte por parte del SNB, si se empieza a producir problemas deflacionarias, podrían empezar a considerar medidas no convencionales.

Por el lado positivo, sería una buena señal si la inflación fuera por lo menos positivo. Si llegase a sorprender a todos y marcar por encima del mes anterior, podríamos ver un fortalecimiento sustancial en el Franco.

¡Prueba cómo resulta tu estrategia en CHF con Orbex! Abre su cuenta ya.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.