Preparándonos para la decisión del BOJ

0 107

Estamos comenzando una semana muy agitada para los mercados en Japón. No sólo hay varios eventos económicos, sino que entre el miércoles y jueves se dan a conocer la mayoría de los resultados empresariales. Luego del viernes tendremos una buena idea de qué esperar del Nikkei por los próximos meses, y su respectivo impacto sobre la moneda.

En lo que nos enfocaremos acá es el evento más importante de la semana: la decisión de política monetaria del Banco de Japón, que está agendada para mañana.

En cuanto a la posibilidad de un cambio en la tasas, eso es bien poco probable. Lo que podría influir en los mercados sería el tono del informe de política monetaria. Y no hay mucho consenso sobre qué podría pasar, incluso entre las autoridades del banco.

Trading con las noticias requiere de investigación extensivo; y eso es lo que hacemos mejor. Abre ahora tu cuenta Orbex.

Qué está pasando

Hasta el jueves había un consenso de que los tres grandes banco centrales (Fed, BOJ y BCE) seguirían el mismo camino en reducir las tasas. Considerando las amplias expectativas de un recorte por parte de la Fed el miércoles, la idea era que la reunión del BCE sería seguido por una acción significativa por parte del banco liderado por Koruda.

Pero el BCE no cumplió con las expectativas, y hay muchas razones por las que el BOJ no quiere recortar. Esto ha llevado a que los analistas están divididos sobre si es que actuará, y de ser así, qué hará. Lo que pasa es que debilidad en la economía y baja inflación es normal para Japón, entonces no hay una necesidad urgente para corregir la situación.

Es externo

Se puede argumentar que los principales problemas para la economía japonesa en el corto plazo tienen origen externo:

1) Otros países están recortando sus tasas, lo que recorta la diferencial de rendimiento de bonos.

2) La guerra arancelaria entre EE.UU. y China también afecta a Japón (que también está renegociado con EE.UU.) Agrégale a eso la expansión del desacuerdo entre Japón y Corea se está escalando a acciones económicas.

Se espera que estas situaciones se resuelvan ojalá en el mediano plazo. El BOJ está notoriamente con pocas opciones siendo que ya tiene tasas negativas, e implementar más medidas no convencionales tendría un costo elevado. Si se resolviera la situación comercial en el corto plazo, no tendría mucho sentido ese costo.

¿Qué hacer?

La última encuesta de economistas hecha por Bloomberg muestra que está aumentando la sensación de que el BOJ tenga una perspectiva más ajustada. Sigue siendo una minoría: sólo un tercio de los economistas prevén que la próxima acción del banco sea un alza. La mayoría sigue inclinado hacia más acomodamiento.

El consenso si se le puede llamar así sugiere que el BOJ hará un cambio modesto en sus proyecciones, extendiendo un poco el plazo en el que mantendrá la tasa. Esto no sería visto como una respuesta ante los fundamentos económicos, sino por aplacar al mercado.

Si, por otro lado, fuese interpretado como si el BOJ no está dispuesto o es incapaz de tomar acciones más firmes, podría fortalecer al yen.

¡Prueba cómo resulta tu estrategia en JPY con Orbex! Abre tu cuenta ya.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.