Análisis del PCE de Octubre de EE.UU.

0 158

Los últimos datos de importancia para EE.UU. a divulgarse este mes se esperan para las 08:30 hora de Nueva York (14:30 hora de Madrid), y se publican junto a los datos de desempleo semanal (que cobran más importancia esta vez por considerar que la próxima semana se anuncia el NFP). A veces estos datos pueden mover al mercado, entonces repasemos algunas consideraciones para los eventos de hoy.

Por qué son importantes

El índice PCE (por sus siglas en inglés: Core Personal Consumption Index) es el dato de referencia inflacionaria de la Reserva Federal al momento de determinar su política monetaria. La próxima reunión del FOMC está agendada para el 18 y 19 de diciembre (luego del cual habrá una presentación de proyecciones económicas y conferencia de prensa del presidente), donde se decidirá subir nuevamente la tasa de interés según un amplio consenso de expectativas. Si los datos a publicar llegan dentro de la expectativas, que coinciden con los objetivos de la Fed, podría virtualmente garantizar acción por parte del ente regulador en exactamente tres semanas.

Los datos de desempleo semanales son relevantes a la segunda parte del mandato dual de la Fed, y sus últimos tres informes han mostrado un revés en la tendencia de hace años hacia la baja. Si bien está dentro de las fluctuaciones normales, típicamente en noviembre hay un alza en el empleo producto de lo minoristas preparándose para los feriados. Entonces, estos datos podrían estar indicando un decepcionante NFP en la próxima semana.

Qué estamos buscando

El plato principal del evento es el PCE subyacente, annual (Core PCE, YoY). La Fed tiene un objeto de 2.0%, el mes pasado anotó un 2.0% y el consenso de expectativas es de una tasa del 2.0%. Esto naturalmente dejará al presidente Powell bastante contento (y al presidente Trump no tanto), y los mercados continuarán esperando un alza de tasas antes de fin de año. Es bastante poco probable que haya una desviación significativa sobre este dato, pero si apareciera más alto de lo esperado, simplemente confirmaría el crecimiento económico observado y las expectativas de acción por parte de la Fed. Si, por otro lado, llega bajo las expectativas, podría dar un impulso a quienes esperan que la Fed se abstenga de actuar, lo que llevaría a apoyar a la bolsa y debilitar al dólar.

El consumo personal es otro factor para entender la economía subyacente, entonces los componentes tendrán cierto protagonismo igual. Las ventas minoristas superaron las expectativas en Octubre, y siendo que ellas son la parte principales del gasto en consumo, es un indicador que de los datos a divulgarse serán más altos. Hay dos componentes principales a considerar:

– Ingresos Personales (PI, Personal Income): Las expectativas son de un aumento de 0.4% comparado con el aumento de 0.2% el mes anterior. Mientras más dinero tienen las personas para gastar, continuaremos viendo más presión sobre la inflación.

– Gastos Personales (PS, Personal Spending): Igualmente se espera aumentar en 0.4% en comparación con el aumento de 0.2% el mes anterior.

Debemos considerar las diferencias entre estos dos números, como son relevantes a otros factores financieros. Si el PI está por encima del PS, significa que los ingresos de las personas están aumentando más rápido que sus gastos, implicando que están ahorrando (ya sea pagando deudas, u otras formas). Si el PS está por encima del PI, significa que la gente está gastando más y sus ingresos no están subiendo a la par, implicando que están asumiendo más deuda o reduciendo sus ahorros. Antes de la crisis del 2008, vimos que el ingreso personal iba disminuyendo mientras seguía aumentando el gasto.

También hay que recordar que estos son datos de Octubre, cuando el precio del petróleo aún estaba relativamente alto, empujando a la inflación. También fue el último mes antes de las elecciones, donde la cámara baja pasó a control del partido demócrata, con el mercado tomando posiciones ante esta eventualidad. A fines de mes hubo un deterioro en la bolsa, a pesar de una mejoría en los resultados empresariales que se estaban publicando en ese entonces. Todo ello probablemente lleva a mantener alto la inflación, pero no soportar un incremento significativo en los ingresos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.