¿Qué pasaría si dimitiera la Primera Ministra del RU?

0 183

A principios de semana, habían rumores de una potencial resignación de la Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May producto del descontento sobre cómo su gobierno estaba conduciendo las negociaciones de Brexit. Luego en la tarde se va a dirigir a sus más férreos contrincantes dentro de su propio partido, entonces vale la pena hechar un vistazo a lo que podría suceder si llega a suceder un desafío de liderazgo.

El proceso

En el sistema inglés, los desafíos de liderazgo no son raros, y con cierta frecuencia es cómo termina el mandato del primer ministro. Un paralelo inevitable de la situación actual es que la última mujer en ocupar el cargo, Margaret Thatcher, terminó su mandato luego de un desafío de liderazgo.

En el Partido Conservador, si un 15% de los miembros del parlamento (MP) envían cartas solicitado un voto de confianza a lo se conoce como “el comité 1922”, esto provoca el “desafío de liderazgo” requiriendo de un voto interno a favor o en contra del líder, lo que se gana con una mayoría simple. Si May pierde ese voto, debe renunciar al liderazgo del partido.

Cabe destacar que es un voto interno del Partido Conservador, y no implica que habrán elecciones generales. La dimisión al cargo es porque pierde el apoyo del partido más grande del Parlamento, y por lo tanto no se puede decir que tiene la confianza de los MM.PP. Entones los Conservadores tendrán un voto interno para determinar su nuevo líder, y es él quién será el nuevo Primer Ministro.

Los números: un 15% de los MM.PP. conservadores resulta ser 48, y es este número de cartas que debe recibir el Comité 1922 para iniciar el proceso del desafío. El mártes, había especulación en la prensa de que se habían juntado hasta 46 de estas cartas; pero es importante recordar que sólo el jefe del comité sabe exactamente cuántas cartas hay. Por otro lado, han habido por lo menos 50 MM.PP. que públicamente han hecho saber su descontento con el liderazgo de May.

El asunto: El lunes, May dijo que se había logrado acuerdo con la UE sobre el 95% de los asuntos asociados al Brexit. Entre el 5% restante estaba la dificilísima cuestión de la frontera de Irlanda del Norte. Los representantes de Irlanda del Norte se oponen férreamente a controles fronterizos entre el RU e Irlanda. Estos representantes del partido DUP son vitales para que May mantenga su liderazgo en el Parlamento. La inhabilidad hasta ahora de resolver este asunto es lo que llevan algunos especular que no se podrá alcanzar un acuerdo a tiempo, llevando la búsqueda de vías alternativas, como un acuerdo por separado o extender las negociaciones.

¿Qué podría suceder?

Si una cantidad suficiente de MM.PP. Conservadores llegasen a la conclusión de que no se puede resolver la situación, podría aparecer el desafío. Si May perdiera el voto, entonces el proceso de elección de un nuevo líder del partido podría crear caos en las negociaciones de Brexit, sobretodo si las disputas internas fueran extensas ante la inminente conclusión del período de negociación.

La gran pregunta de cómo esto puede afectar a los mercados, bueno… no es muy auspiciador. Los mercados aborrecen la incertidumbre, y esto sería inyectar más elementos desconocidos en una situación ya sin precedentes. Incluso si May superara un desafío de liderazgo, el efecto sobre los mercados por el mero voto podrían ser significativos para el GBP y el FTSE100.

Una parte importante de la reacción de los mercados dependería de las circunstancias; los posible candidatos a reemplazar a May serían del sector del partido buscando endurecer la posición del RU, complicando aún más las negociaciones con la UE. Dado el nivel de fraccionamiento en el partido, podría tomarse un buen tiempo para llegar a un consenso sobre el nuevo líder (uno de los potenciales candidatos más populares se Boris Johnson, pero éste no se ve tan viable luego de perder el desafío de liderazgo que él mismo propició en 2016).

Más allá la disputa interna, igual sigue latente la posibilidad de buscar resolver la situación en las urnas; o que el partido laborista llegue al poder con un gobierno de minoría.

Dado los riesgos antes mencionados, los traders de seguro estarán fijándose de cerca en comentarios de la prensa sobre las “cartas”, para ver si ya es hora de reconsiderar su posición respecto del GBP.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.