La conección entre Forex y commodities

0 360

Muchas veces los commodities y forex son vistos como dos instrumentos financieros completamente diferentes – hay quienes se manejan en forex, y quienes se dedican a los commodities. Y si uno está analizando el mercado estrictamente de forma técnica, esa separación tiene mucho sentido: los commodities se comportan muy distinto a las divisas. Pero desde el punto de vista fundamental, los commodities y forex están íntimamente entrelazados – algo que algunos traders no consideran, y se puede usar para sacar ventajas en el trading.

Todo es oro

Históricamente, no sólo había una conección entre los commodities y la moneda; eran la misma cosa, siendo el oro un buen ejemplo. Hasta que casi todos los países dejaron el patrón oro, el dinero era simplemente una forma de medir cuánto oro uno tenía. Muchos de los nombres para las monedas están relacionadas con, bueno, el “peso”; otros por ejemplo la libra esterlina se refiere a una libra de plata.

Pero eso fue entonces. ¿Qué pasa ahora cuando todo es electrónico? Bueno, hay monedas que se denominan “monedas commodities” debido a que la economía de su país depende tanto de la exportación de materias primas, como por ejemplo, Australia.

También existe la práctica de usar commodities en vez de dinero, que si bien no es tan común en el occidente, suele ser bastante popular en la India y China. Muchas grandes empresas chinas usan materias primas para resguardar valor, e incluso transan contratos para pago de servicios. Fue en gran parte esta demanda por una forma de ahorrar que impulsó el precio del cobre durante la última década. Con cientos de miles de millones de dólares en materias primas siendo usados como una forma de dinero, esto naturalmente tendrá un impacto sobre forex.

¿Cómo puede un trader usar esta información?

Más allá de simplemente considerar las monedas commodity, tomando en cuenta las fluctuaciones en el valor de las materias primas que exporta, hay que pensar que todas las monedas son afectas en cierto grado a los precios de commodities. Después de todo, las materias primas son la base de todo lo que hace la economía, entonces es natural que la variación de sus precios afectarán a la economía. Sin embargo, esos efectos pueden ser muy diversos entre distintos países.

Oro

Tradicionalmente los traders piensan en el oro como una medición de la fortaleza de la economía mundial, y su efecto sobre las monedas en ese sentido: por ejemplo, un mayor precio del oro refleja sentimiento adverso al riesgo, y entonce apoyo a las monedas seguras. Pero el oro también se usa como reserva en los bancos centrales, que típicamente comienzan a comprar – y disminuir sus reservas de efectivo – cuando el precio baja de un cierto nivel. Es también en alta demanda en lugares donde la población no tiene mucha confianza en su moneda, como la India y China que se mencionó anteriormente – un buen desempeño económico en esos países puede impulsar los precios del oro, contrario a la teoría más común.

Materias agrícolas, en particular el maíz

Se sorprendería de la variedad de usos que se da a los productos derivados del maíz, desde comida hasta colchones hasta sustrato para penicilina. Es muy útil. Si sube su precio, entonces también sube el precio de los cientos de miles de productos derivados, que A) impacta a la inflación y B) atenúa la economía, reduciendo los ingresos empresariales. Países que producen suficiente se verán poco afectados; los países que exportan se verán beneficiados, y los que importan verán caer su moneda al tener que gastar más en no sólo alimentar a su población, sino que también en los productos derivados del maíz.

Petróleo y gas natural

Es un componente importante en el precio del transporte. A mayor precio de petróleo, mayor precio en logística, y eso afecta al comercio internacional – la base del cambio de divisas.

Metales (no preciosos)

Uno de lo metales que más se usa en la construcción de viviendas es el cobre, principalmente para cableado eléctrico. Una caída en el precio del cobre no sólo afeta a los países exportadores, sino también a los importadores – por ejemplo, China y EE.UU. Al gastar más en cobre, por otro lado, más de sus recursos no están disponibles para comprar otros productos, lo que puede llevar, contraintuitivamente, a fortalecer su moneda. Otro metal que puede tener un efecto similar y que está recibiendo más atención es el cobalto: se usa en la fabricación de baterías de litio, como los que se usan en portátiles y autos eléctricos. Países desarrollados gastan más en alta tecnología, y entonces son más vulnerables a incrementos de precios de materiales asociados que las economías emergentes.

Raramente estas fluctuaciones en materias primas tienen un efecto inmediato y mayor sobre la divisa, pero pueden ser parte de tendencias de más largo plazo. Si no es inmediatamente obvio por qué una moneda en particular se comporta de una forma, no hay que descontar posibles efectos de precios de materias primas – incluso si no es una “moneda commodity”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.