Próximamente: IPC de Japón

0 38

Mientras mucho del mundo toma un fin de semana largo, Japón sigue trabajando este viernes, y tenemos la publicación de datos claves para la economía. Con el cierre de mercados en Europa y la Américas, la mayoría de los traders no estarán en el mercado, y podríamos ver una reacción exagerada durante la jornada, debido a la menor liquidez y la influencia de operadores con menos experiencia.

Aquí hay algunas cosas para tener presente sobre el JPY antes del cierre de mercado, y qué podría pasar a consecuencia de ellas.

¡Prueba cómo resulta tu estrategia en JPY con Orbex! Abre tu cuenta ya.

Qué se viene

Viernes marca el final de una semana activa del yen, y a las 01:30 hora de Madrid (el día antes a las 18:30 hora de México) tenemos la serie de datos inflacionarios del mes pasado, que es seguido de cerca por el BOJ para su toma de decisiones, y entonces tiende a mover a los mercados.

El mercado se enfoca en el IPC subyacente (Core CPI), porque también lo hace el BOJ, y se espera que marque un 0,6% anual, un retroceso ante el 0,7% del mes anterior. Eso sería una continuación de la tendencia a la baja, y otra molestia para los reguladores. A medida que la inflación se aleja del objetivo, aumenta la posibilidad de intervención por parte del BOJ para apoyar el crecimiento económico, lo que es visto como negativo para el yen. Si el resultado supera a las estimaciones, entonces podría fortalecer al yen; y considerando la serie de datos deprimentes últimamente, hay potencial para un alza de alivio que podría causar una baja en los pares yen.

Los otros dos indicadores, IPC y IPC excluyendo a alimentos y energía, son proyectados a repetir los resultados del mes anterior. El IPC se proyecta mantenerse en una tasa de 0,2% y la versión excluyendo energía y alimentos a mantenerse en 0,4%. Ambos son bien alejados del objetivo oficial.

Cómo esto se encaja en el guarismo

El BOJ tiene varias circunstancias que están impidiendo sus esfuerzos por incrementar la inflación en el país, y muchos de ellos se relacionan con la divisa. Hay dos factores importantes que dejan al IPC dentro del fuego cruzado: por un lado está el deterioro de las proyecciones económicas mundiales, ilustrado por el recorte en las perspectivas del FMI; y por otro está el giro hacia los refugios, siendo Japón el objetivo principal de la fuga hacia la seguridad.

Sin una resolución a la disputa entre EE.UU. y China, que también tiene a Japón atrapado entre medio, estas presiones se mantendrán. Síntomas de ello que puede ver en los datos publicados esta semana: la producción industrial fue la mitad de lo esperado, apenas creciendo en un 0,7%; y el balance comercial ajustado cayó en déficit ante el poco crecimiento de las exportaciones japonesas.

El otro factor es la diferencia entre el valor de los bonos; a medida que los bancos centrales en los países de commodities giran hacia un porvenir negativo, el tipo de interés deja de ser atractivo para carry trade, llevando a una repatriación de capital hacia Japón. Esto apoya el valor del yen, haciéndolo más difícil para los exportadores competir en precios.

En el largo plazo, esto llevaría probablemente a que el yen se vea relativamente fortalecido, a pesar de la falta de crecimiento interno, empujando a la baja los pares JPY incluso si el BOJ trata de incrementar la inflación: luengo del ciclo acomodativo más largo de la historia, y la deuda del gobierno sobre dos veces el PIB, pareciera haber poco que pueden hacer los reguladores para limitar el fortalecimiento del yen, que podría dar coraje a los alcistas. Incluso si los datos mostraran un aumento en la inflación, no cambia las matemáticas de largo plazo para el yen.

En lo que se tienen que preocupar los traders, entonces, son señales de un cambio de circunstancias que podrían augurar debilitamiento del yen.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss