Se viene un día agitado para el JPY

0 143

Japón está preparando para cerrar la semana con un bastante actividad en el calendario económico que podría llevar a volatilidad en los pares JPY. Luego en la sesión asiática que corresponde a viernes en el oriente, los traders estarán tomando sus posiciones para el fin de semana. Aquí está lo que se viene, y cómo podría afectar a los mercados.

¡Prueba cómo resulta tu estrategia en JPY con Orbex! Abre tu cuenta ya.

Agenda y expectativas

El calendario empieza el viernes a las 00:30 hora de Madrid (lo que sería el jueves a las 17:30 hora de México), con el mercado enfocado en el IPC central. Este es el primero de los dos eventos importantes del día.

El IPC central es seguido de cerca por el BOJ para tomar sus decisiones de política monetaria, y se presente esta vez en formato anualizado. Se espera que disminuya un par de décimas a 0,6% en comparación con los 0,8% anterior, lo que lo llevaría a volver al nivel de mediados del 2017, y algo decepcionante para los reguladores que estaban esperando que la inflación podría estar tendiendo al rango objetivo.

Excluyendo a alimentos y energía, también se espera una caída en el IPC hasta un 0,3% anual desde los 0,4 anterior. El IPC total es el único proyectado a crecer en una décima a 0.3% de los 0.2% anterior. Han habido ya tres meses consecutivos que el IPC no ha alcanzado las expectativas, y por lo tanto estas se han disminuido.

El siguiente evento importante es una hora más tarde con el PMI manufacturero de Nikkei a las 01:30 hora de Madrid (que aún sería jueves a las 18:30 hora de México), con una proyección de un leve crecimiento a un 49.1 sobre los decepcionantes 48.9 registrado el mes pasado. Si bien es un aumento, aún el PMI se mantiene en contracción, otra vez pesado por las prospectivas.

El calendario finaliza por el día a las 06:00 hora de Madrid (23:00 del día anterior en México) con los índices coincidentes y líderes, que rara vez tienen efecto sobre la divisa.

Los mercados

Como se mencionó el mes pasado, Japón tiene un problema inflacionario que está molestando al BOJ en medio de un ciclo de acomodamiento más largo de la historia, y a pesar de eso, el IPC no está llegando al objetivo. Una nueva caída este mes podría cimentar esa visión, llevando al problema de que si se debilita el crecimiento económico, el banco central prácticamente no tendrá herramientas para hacerse frente a la situación.

Aún así el yen se perfila como un refugio, fortaleciéndose a medida que los inversionistas tengan preocupaciones sobre el crecimiento mundial. Una moneda más fuerte hace más difícil la política doméstica, porque aumenta los costos para los exportadores y reduce el precio de las importaciones (y Japón depende de importaciones para varios de los productos de consumo que impulsan la inflación). Un entorno mundial más débil probablemente continuará contribuyendo a la baja inflacionaria en Japón.

Un reflejo de ello se aprecia en el PMI manufacturero, que, de probarse las proyecciones, registrará dos meses consecutivos de contracción. Una parte importante de ello se debe a la caída en las exportaciones, y no tanto por un tema relacionado con la demanda interna. Sin embargo, una baja en las exportaciones podría ayudar a disminuir la demanda por yenes, y reducir la presión alcista de la divisa.

En términos generales, la tendencia se mantiene que el BOJ está en una situación complicada, y los cambios en el precio del yen en el corto plazo probablemente sean impulsadas por factores externos. Entonces una respuesta menos pronunciada a los datos no sería sorprendente. Eso sí, un aumento significativo del PMI podría aliviar al mercado bastante.

START TRADING

or practice on DEMO ACCOUNT

Trading CFDs Involves high risk of loss